Light Tape: iluminación con cintas

escalera_con_cinta_luminosa

Light Tape es una forma muy original de añadir líneas de luz a la arquitectura, tanto de interior como de exterior. No tiene nada que ver con el clásico tubo de neón.

Es una bombilla tan delgada como una tarjeta de crédito, en color, puede doblarse en torno a cualquier superficie por muchos metros, y cuesta mucho menos que una bombilla tradicional. Muchos piensan que es la innovación más importante en iluminación, más allá del propio led.

[ad#300×250-derecha]

La iluminación que Light Tape ofrece es uniforme en toda su longitud y 2 ó 3 veces más brillante que sistemas tradicionales, de tal manera que una cinta de 2,5 cms de ancho y 90 metros de longitud  consume menos energía que una bombilla de 100 vatios, así de contundente.

light_tape_interior_7
light_tape_interior_cables
light_tape_interior_fijando_cable
light_tape_interior_tapas
light_tape_interior_atornillando

Es fácil de transportar e instalar pues se suministra en rollos. Una única conexión en uno de los extremos de la cinta basta, y se monta con la misma facilidad que un enchufe, como se puede comprobar en la secuencia de imágenes de la izquierda. Tan sólo falta conectarlo a la fuente de iluminación.

Toda la cinta luminosa va dentro de un material de protección transparente y es de alta durabilidad, lo que le permite poder instalarse en suelos y caminar sobre ella. Es realmente difícil de romper.

Estamos por tanto ante una moderna forma de darle carácter a los diseños de escaparates, tiendas, bares, discotecas… Puede ser un complemento de iluminación a los leds, gracias a la adaptabilidad superficial de Light Tape, y un valor añadido a la arquitectura con funciones incluso de  señalización para los desniveles, escaleras, accesos… Se puede distinguir a bastantes metros de distancia, teniendo la apariencia de un rayo láser.

cinta luminosaEn el exterior de las edificios se fija con elementos preparados para soportar las inclemencias del tiempo, y su uso puede ser muy variado, incluso en fachadas de viviendas o como simple adorno navideño.

————————

Republished by Blog Post Promoter

Desastre de las hipotecas multidivisa en yenes

Muchas veces hemos oido hablar de las hipotecas multidivisa como alternativa al euribor, especialmente en francos suizos pero sobre todo en yenes. Siempre se ha avisado que era un producto que podía ser atractivo, pero sólo recomendado para gente con conocimientos en economía, precisamente por los riesgos que entraña, como por ejemplo que se revalorice la moneda.

Pues eso es precisamente lo que está pasando ahora, de forma que aquellos valientes que se hipotecaron en yenes ahora están metidos en serios problemas. El euro ha caído casi un 30% con respecto al yen, provocando que la deuda de muchas familias aumente de forma considerable. Contratar una hipoteca multidivisa en yenes era un producto muy atractivo hace tan sólo algunos meses. Los tipos interés japoneses estaban bajos, así que era una forma ideal de bajarse la letra para muchas familias. El problema es que muchos se preocuparon sólo del tipo de interés, y no sobre qué sucedería si la moneda extranjera se apreciaba con respecto al euro.

Ahora todas esas familias se encuentran atrapadas. Si vuelven al euro, se encontrarán con que consolidan la deuda y deben un 30% más al banco. Si se quedan como ahora, las letras serán muy altas, con el añadido de que posiblemente la situación vaya a peor.

Los expertos recomiendan mantener la calma y esperar. A la larga, se espera que el euro vuelva a subir con respecto al yen. Para aquellos en una situación más desesperada, otros recomiendan esperar que haya un rebote (que lo habrá) y volver a cambiar al euro.

Aquí te dejamos toda la verdad sobre las Hipotecas Multidivisa.

Republished by Blog Post Promoter

Hipoteca inversa: disfrutar del patrimonio

Mi señora madre ya tiene una edad. Después de pasarse toda la vida luchando para salir adelante, se ha encontrado con una pensión que no le da ni para pipas. Junto con mi padre, que también tiene su buena ración de canas, vive en una vivienda que compraron hace casi 30 años. La casa en la que pasé mi infancia está situada en un barrio estupendo y, a pesar de acumular tres décadas de antigüedad, bien podría tasarse por un precio interesante. Llevo un par de años persiguiéndoles con la idea de la hipoteca inversa, pero siempre me dicen que, cuando les toque criar malvas, nos repartamos el dinero de la venta de la casa entre mis hermanos y yo. Me da una rabia mortal que mis bien amados progenitores tengan el chip de la herencia tan interiorizado, más aún cuando se merecen disfrutar de estos años sin escatimar en caprichos.

La hipoteca inversa me parece un invento financiero ideal. Creo que nuestros mayores tienen todo el derecho del mundo a sacarle partido a un patrimonio inmobiliario que han pagado con el sudor de su frente. Además, las ridículas pensiones que existen a día de hoy son claramente insuficientes en casos de dependencia sanitaria. El panorama se complica todavía más cuando echamos un vistazo a las listas de espera de las residencias geriátricas públicas. Todo esto constituye, a mi juicio, un buen abanico de razones para que mis padres se decidan de una vez por todas a vivir como siempre han querido.

¿Cómo funciona?
El funcionamiento de la hipoteca inversa es aparentemente sencillo. Se trata de un producto al que pueden acceder los mayores de 65 años que tengan una casa en propiedad. La entidad financiera tasa la vivienda y, en función del importe resultante y de la edad del solicitante, se acuerda el pago de una renta mensual vitalicia. El cliente no pierde en ningún momento la titularidad de la vivienda, es más, si tiene que abandonar su casa e irse a una residencia, puede alquilar la casa a un tercero sin ningún problema, sumando dos rentas en vez de una. Cuando se produce el fallecimiento, los herederos tienen varias opciones: conservar la propiedad pagando la deuda acumulada, constituir una nueva hipoteca por el importe adeudado o vender la vivienda y obtener un beneficio económico tras restarle la cancelación de la deuda.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Casa Paco

Aunque pudiera parecer que estoy hablando del bareto que casi todos tenemos en la esquina, al final de nuestra calle, el de los menús a 8 euros, muy al contrario, se trata de una casa que nos va a permitir, por una módica cantidad (supongo), vivir con todo lo que una casa tiene que tener para poder ser digna de ese nombre.

Tiene, como cualquier casa que se precie, su sitio para dormir:

Su sitio para pensar, estudiar, poner el portátil, mirar las musarañas:

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Carta de un chico a su novia

Carta de un chico a su novia:

Querida Lola:

No soy capaz de esperar a tu vuelta para decírtelo.

Nos han concedido una VIVIENDA DE PROTECCION OFICIAL de 30 m².

Nos casamos, Lola ¡nos casamos!

Te confieso que no es el piso en sí lo que me tiene loco, sino el pensar en compartirlo contigo.

He conseguido un plano y aquí me tienes, regla en mano haciendo cálculos.

Mi madre dice que es pequeño. Ya sabes cómo son las mujeres de antes, y ella tiene hasta máquina de coser. Sé que espacio no nos va a sobrar, pero con ideas tampoco nos faltará.

No compraremos la cama de Ikea de 1,80.

Por más que mido no cabe, pero pensándolo bien, la de 1,05 es más íntima.

Sé que a la larga una super-cama de 1,80 nos distanciaría.

Tampoco el piano. Tu hermano me lo ha medido y nos faltan 18 centímetros, pero en cambio en ese espacio encaja ideal el ordenador.

Claro que sin piano no puedes dar las clases y ya contábamos con ellas para vivir, pero he pensado que puedes seguir dándolas en casa de tus padres.

Seguro que ellos encantados de poder verte cada día.

Por cierto, tampoco encuentro lugar para todo ese tocho de temario de tus oposiciones, porque aunque había pensado que podías estudiar en la mesa del comedor, no puede ser. He elegido una abatible para que nos quepa el sofá, y si dejamos la mesa todo el día no podemos sentarnos, así que también tendrás que estudiar en tu casa. Será por poco tiempo, porque seguro que la oposición la sacas a la primera.

Yo dejaré en la mía los trastos de esquiar, las raquetas y los libros, porque aunque pensé en hacer un cajón bajo-cama que explicaron en Bricomanía, he desistido.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.