Hipoteca inversa: disfrutar del patrimonio

Mi señora madre ya tiene una edad. Después de pasarse toda la vida luchando para salir adelante, se ha encontrado con una pensión que no le da ni para pipas. Junto con mi padre, que también tiene su buena ración de canas, vive en una vivienda que compraron hace casi 30 años. La casa en la que pasé mi infancia está situada en un barrio estupendo y, a pesar de acumular tres décadas de antigüedad, bien podría tasarse por un precio interesante. Llevo un par de años persiguiéndoles con la idea de la hipoteca inversa, pero siempre me dicen que, cuando les toque criar malvas, nos repartamos el dinero de la venta de la casa entre mis hermanos y yo. Me da una rabia mortal que mis bien amados progenitores tengan el chip de la herencia tan interiorizado, más aún cuando se merecen disfrutar de estos años sin escatimar en caprichos.

La hipoteca inversa me parece un invento financiero ideal. Creo que nuestros mayores tienen todo el derecho del mundo a sacarle partido a un patrimonio inmobiliario que han pagado con el sudor de su frente. Además, las ridículas pensiones que existen a día de hoy son claramente insuficientes en casos de dependencia sanitaria. El panorama se complica todavía más cuando echamos un vistazo a las listas de espera de las residencias geriátricas públicas. Todo esto constituye, a mi juicio, un buen abanico de razones para que mis padres se decidan de una vez por todas a vivir como siempre han querido.

¿Cómo funciona?
El funcionamiento de la hipoteca inversa es aparentemente sencillo. Se trata de un producto al que pueden acceder los mayores de 65 años que tengan una casa en propiedad. La entidad financiera tasa la vivienda y, en función del importe resultante y de la edad del solicitante, se acuerda el pago de una renta mensual vitalicia. El cliente no pierde en ningún momento la titularidad de la vivienda, es más, si tiene que abandonar su casa e irse a una residencia, puede alquilar la casa a un tercero sin ningún problema, sumando dos rentas en vez de una. Cuando se produce el fallecimiento, los herederos tienen varias opciones: conservar la propiedad pagando la deuda acumulada, constituir una nueva hipoteca por el importe adeudado o vender la vivienda y obtener un beneficio económico tras restarle la cancelación de la deuda.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Casa H, la pequeña vivienda.

Esta casa está pensada desde lo pequeño, casi lo ínfimo, pensada del detalle al espacio y no del espacio al detalle.

1.- La casa no tiene puertas ni pasillos. La estrategia es doble; por un lado crear un recibidor-entrada que una vez estas dentro te da la sensación de estar fuera. Este recibidor es el eje de circulaciones de la casa, el único pasillo posible. La otra estrategia es colocar el área de los padres en un volumen y la de la hija en otro. De esta manera la casa se forma a partir de una hache “H”. A levante el volumen más alto (cocina-comedor-sala en planta baja y habitación padres–baño-despacho en planta primera) y a poniente el más bajo (habitación-baño). estos dos volúmenes se relacionan a través del recibidor. El resultado es que aún siendo una casa muy comedida en sus dimensiones, el espacio fluye constantemente y da la sensación que es mucho más grande. no hay puertas que cierren una visual, no hay pasillos infrautilizados, todo metro cuadrado está optimizado para un uso regular e intenso.

2.- La relación entre exterior e interior se realiza a través de un colchón de aire de 60 cms. El plano de ventana y el plano de fachada difieren de estos 60cms. esto crea un espacio intermedio, indeterminado e intersticial entre dentro y fuera. Una especie de airbag transparente. El resultado es que el paisaje ajardinado del entorno entra en la casa acotadamente, enmarcadamente. este “airbag” de 60cms transforma totalmente la habitual sensación que tenemos al relacionarnos con el exterior a través de una ventana. este espacio intermedio enfatiza el paisaje tal y como enfatiza un marco una obra pictórica. Otra consecuencia de este “grueso innecesario” es la calidad de la luz. Hay mucha luz en esta casa pero poco sol, la luz al rebotar sobre el grueso del antepecho de la ventana la dota de una enorme gama de matices, de tonalidades, de color. La luz deja de ser una fuente indiscriminada de claridad y adquiere el papel de “descubridor” del espacio, “hace visible” el espacio….

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

La sostenibilidad en la arquitectura del futuro

El concepto de la sostenibilidad cada vez tiene una mayor difusión en nuestra sociedad, y como no podía ser de otra manera la arquitectura también se ve envuelta en esta tendencia.

Desde los orígenes de la humanidad, la construcción ha sido una de las actividades fundamentales de los hombres, en tanto que proporcionaba refugio de las inclemencias meteorologícas, y una ordenación del territorio para el desarrollo de las sociedades agrarias. En estas sociedades, la cultura popular ha sido capaz en muchos casos de provocar transformaciones del medio que hoy nos pasan desapercibidas puesto que no han inducido al deterioro o declive de este.

Fotografía

Sin embargo fundamentalmente con la llegada de la revolución industrial, y la masificación de la población, las sociedades avanzadas nos hemos convertido en depredadoras del medio que nos rodea, lo que nos ha llevado a la necesidad de establecer regulaciones y conceptos para definir estas agresiones y la forma de frenarlas. De ahí surge la sostenibilidad, el análisis del ciclo de vida, los estudios de impacto ambiental, los estudios de integración paisajística,… conceptos y procedimientos que obligan a que, lo que antes se hacia de modo natural, ahora requiera de expertos para su análisis y definición de las medidas a tomar.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Nuevo concepto de “Hotel”.

Cápsula Hotel
Concepto mucho más radical, los hoteles son cápsulas pequeñas cajas de 80cm de alto y de ancho, aproximadamente 2 m de profundidad. Eso si, están muy bien equipados con aire acondicionado, despertador, televisión y radio, así pues no está completamente aislada del mundo.


Estos hoteles han sido inventados (como no) por japoneses donde tienen un gran éxito.
Las estancias son dos veces más barata que cualquier otro hotel, (4 000 yenes, o cerca de 30 € por noche). En general, su clientela se compone de hombres que regresaron demasiado tarde del trabajo para tomar el tren.

Republished by Blog Post Promoter