Renegocie su Hipoteca

En un momento en el que se habla más de la solvencia de los bancos que de la deuda de los españoles, el euribor ha retomado su senda alcista por la falta de liquidez en el sistema interbancario. El índice cerró septiembre en máximos históricos en el 5,384 mensual, aunque no ha tardado a superar esta cota y ya camina en el 5,56%. Eso sin reflejar todavía la decisión del Banco Central Europeo (BCE) respecto a los tipos de interés. La entidad que preside Jean-Claude Trichet ha mantenido el precio del dinero en el 4,25% aunque esta vez sí ha abierto la puerta a una posible bajada en su próxima reunión de noviembre. De hacerlo, podría suavizar la previsible subida del euribor hasta finales de año.

Independientemente de la decisión del BCE, la tendencia del índice sigue siendo alcista por las tensiones del mercado financiero y la falta de dinero en los bancos. El efecto de este cambio en los bolsillos de los hipotecados no se ha hecho esperar: tendrán que apretarse todavía más el cinturón. Una hipoteca media de 140.000 euros se encarecerá en cerca de 700 euros anuales o 58 euros al mes. Aunque en un principio no se trata de una cantidad desorbitante, sí puede ser ‘la gota que colma el vaso’ y lleve a superar la capacidad de pagos de muchos hogares.

Por fortuna, y aunque no siempre es la opción más recomendable desde un punto de vista estrictamente financiero, siempre existe la posibilidad de buscar algún cambio que nos permita abaratar los pagos mensuales de la hipoteca. Eso sí, hay que tener claro que en la mayoría de los casos será a costa de terminar pagando más en el cómputo global, es decir, teniendo en cuenta el total de la deuda.

En cualquier caso, enumeradas de mejor a peor estas son las opciones básicas para abaratar los pagos mensuales de la hipoteca:

1- Renegociar con el banco: acudir a la oficina del banco debe ser siempre el primer paso antes de tomar cualquier medida. Aunque no es el mejor momento, siempre es posible obtener alguna mejora en las condiciones exponiendo la situación financiera y la posibilidad de caer en el impago de la hipoteca. Pero es importante hacerlo cuando todavía se es solvente y no se ha faltado a ningún pago. Negociar desde la morosidad implica hacerlo desde una posición de clara desventaja. Además, hay que tener en cuenta posibles comisiones incluidas en la hipoteca (generalmente en torno al 1%-1,5% dependiendo de la antigüedad) por cambiar las condiciones del préstamo.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Pisos, chollos y gangas

Cuando nos toca pasar por horas bajas o vivir malos tiempos, muchos son los que intentan extraer reflexiones y conclusiones en diferentes sentidos, según las expectativas, objetivos y creencias defendidas por cada cual. El argumento que más se prodiga entre comunicadores, predicadores, gurús de la autoayuda, tertulianos y analistas varios es ese que viene a decirnos que toda crisis encierra una oportunidad, que del infortunio vuelve a surgir la felicidad o esa otra manida cita literaria oriental que nos hablaba de alguien que no debía llorar por perder el sol porque sus lágrimas le impedirían ver las estrellas.

No deseamos cercenar la esperanza de nadie, ni despojar de argumentos a quienes tratan de buscar puntos de partida para la recuperación del sector inmobiliario en nuestro país, aunque tal vez habría que objetar que la frase que mejor encaja en nuestra particular idiosincrasia no es esa de la crisis y de la oportunidad, sino más bien ese viejo refrán que, desde el acervo más popular, viene a enseñarnos aquello de “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Tal y como esperábamos desde hace meses, esto es lo que ya está comenzando a ocurrir en nuestro maltrecho mercado inmobiliario.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

La cultura del Ladrillo.

En España se ha llevado siempre lo de la vivienda en propiedad.

El alquiler se ha venido considerando sólo como una segunda opción, salvo por una minoría de la población autóctona y por una mayoría de inmigrantes.

En los últimos meses se está produciendo una mayor aceptación del alquiler, debido a:

– los altos precios de venta de los pisos nuevos y de segunda mano.

– los altos tipos de interés, que provocan una difícil financiación para la compra de vivienda,

– la crisis económica, que provoca falta de liquidez en algunos propietarios que necesitan obtener ingresos de inmediato.

– las alternativas de promotoras inmobiliarias, ofreciendo nuevas fórmulas como el alquiler con opción a compra,

– las ayudas de emancipación del gobierno.

Sin embargo , aunque se haya incrementando tanto la oferta como la demanda de alquileres, siguen saliendo datos y noticias contrarias a esta tendencia:

– El número de juicios por impago de alquileres es el más alto de la última década y los alquileres con cláusula contra impagos se triplican.

– En España hay cerca de tres millones de casas vacías.

¿Porqué somos así?

Los propietarios:

– temen que los inquilinos destrocen los enseres y muebles de la vivienda, la ensucien o la deterioren.

– piensan que en la vivienda habitarán más inquilinos de los pactados, que se introducirán mascotas.

– tienen miedo a que no se pague el alquiler, a que los inquilinos puedan permanecer 2 años sin pagar la cuota mensual hasta que se celebre un juicio por impago.

Los inquilinos:

– piensan que están tirando el dinero en vez de invertir en la compra de una vivienda.

– piensan que los precios son exageradamente altos.

¿Es un buen momento para comprar vivienda?

Esta la pregunta lanzada por Inmoblog a principios de Junio de 2008, a la que los lectores están respondiendo con una mayoría de “NOs” (un 65% opina que no es el momento adecuado para la compra de vivienda).

Republished by Blog Post Promoter

Vivir en una tienda


En los últimos años ha proliferado la transformación de locales comerciales en viviendas. Cada vez es más frecuente vivir en una antigua librería, una tienda de ultramarinos o en lo que antes fue una oficina. Las fábricas también han experimentado cambios y se han convertido en amplios espacios residenciales. Adquirir un local de estas características puede ser muy ventajoso, pero hay que tener cuidado y observar que todo está en regla y conforme a la normativa urbanística de la localidad porque no todos los locales, aunque cumplan los requisitos de habitabilidad, pueden transformarse en viviendas.

Con el encarecimiento de los pisos y el metro cuadrado a precio de oro, muchos españoles han optado por adquirir locales para convertirlos en su hogar. Una de las opciones que se han planteado los propietarios de estos bajos ha sido transferirlos a inmobiliarias para transformarlos en residencias; otra, reformarlos ellos mismos para poder venderlos a un precio algo mayor.

Tendencia generalizada

Lo que comenzó siendo un hecho aislado en algunos barrios madrileños o barceloneses se ha convertido en una tendencia generalizada en toda España. No es extraño encontrar, en cualquier localidad, anuncios en los que se venden antiguos locales rehabilitados transformados en vivienda . Pero no todos son legales porque muchos de ellos carecen de algo tan básico y necesario como es la cédula de habitabilidad. Todas las viviendas han de contar con este certificado con el que se controla que los inmuebles cumplen las condiciones de higiene y salubridad exigidas por la normativa. Acredita, además, la habitabilidad y la solidez del edificio. Sin esta autorización, expedida por el Ayuntamiento, no se puede contratar el alta en servicios como la electricidad, el gas o el agua.

Las viviendas de obra nueva o de rehabilitación global han de tener vigente la cédula de habitabilidad que también es necesaria para alquilar o vender un piso. Los bancos y cajas de ahorro pueden solicitar este documento para conceder una hipoteca. Normalmente, para obtener la cédula de habitabilidad, un arquitecto ha de inspeccionar previamente la vivienda y expedir el certificado. Posteriormente, el propietario ha de entregarlo al departamento correspondiente de la Administración y pagar las tasas establecidas.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

¿Qué pasa si dejo de pagar la hipoteca?

Las fortísimas subidas del euribor en los últimos dos años han puesto contra las cuerdas a miles de españoles que tienen su hipoteca a tipo variable. La situación está llegando a tal extremo que muchas familias están viendo con preocupación que no pueden ya pagar su hipoteca y no saben qué hacer.

¿Qué pasa si dejo de pagar la hipoteca?

Estamos viviendo una época sin precedentes y los nervios están a flor de piel. Ya nadie puede estar seguro de nada y lo que antes era impensable (no poder pagar la hipoteca) desgraciadamente está hoy a la orden del día. Con las constantes subidas del euribor y el aumento de los despidos, el pago de la hipoteca está pasando de ponerse cuesta arriba a resultar imposible. Cuando llega esta situación, ¿qué se puede hacer?

Si desgraciadamente eres una de las personas a las que la hipoteca te está ya asfixiando y no puedes hacer frente a las cuotas mensuales, es fundamental que antes de tomar ninguna decisión leas esto. Lo primero que tienes que saber es que dejar de pagar la hipoteca sería una pésima decisión: lejos de acabar con el problema lo iniciarías. Desde la primera cuota impagada, el banco te recordará que está obligado a cobrar tu deuda y a buen seguro te la acabará cobrando. Empezarán de una forma cordial pero con el paso del tiempo pasarán de las palabras a los hechos. Si la situación no se resuelve en pocos meses pedirán al juzgado que se inicie un proceso para subastar tu casa y asegurarse el cobro del dinero que te prestó.

Pero ojo, con la subasta de tu vivienda no siempre acaba el problema. Si el banco no consigue saldar tu deuda sigues debiéndole dinero. Para liquidar tu hipoteca no basta con devolver las llaves de tu casa al banco. Este sistema, que ha crecido de manera exponencial en estados unidos, no funciona en españa. Aquí cuando firmas una hipoteca respondes del pago de forma personal, es decir, si el banco al vender la casa no cubre la deuda que tienes con él seguirá solicitando el importe restante y podría llegar a embargarte parcialmente la nómina hasta que recupere todo el dinero que te prestó.

Tampoco es una solución declararse en quiebra o suspensión de pagos porque los casos que se han producido en españa no han conseguido deshacerse de la hipoteca, sino aminorar deudas con organismos o lograr quitas de créditos personales.

Regla nº1: Anticípate al problema, habla con tu banco

Lo más recomendable es que seas proactivo y vayas al banco en cuanto veas que vas a tener problemas con el pago del crédito hipotecario. No esperes a que el banco te pregunte qué está pasando cuando vea que has dejado de pagar.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.