Feng Shui en el dormitorio

Sencillos pasos a seguir para adecuar el dormitorio a la filosofía del Feng Shui.

  1. El dormitorio ha de estar en el sitio más tranquilo y protegido de la casa.
  2. El dormitorio ha de tener paredes y puertas, que lo aparten del resto de la casa. Si vives en un estudio, opta por biombos o separadores de ambientes.
  3. El techo ha de ser plano, sin salientes ni vigas.
  4. Coloca la cama, y en especial el cabecero, lo más alejado posible de la puerta.
  5. Procura que no hay ningún espejo sobre el respaldo de la cama. Si tienes un espejo, procura que no se vea mientras estás acostado.
  6. Evita los ventiladores de techo (y, en general, cualquier cosa que cuelgue) sobre la cama.
  7. Si cambias de trabajo, de casa o de pareja, cambia la cama (o, al menos, las sábanas).
  8. Los colores de las paredes han de ser pasteles, al igual que las alfombras, en tonos claros.
  9. No coloques nunca dos espejos, y menos, uno enfrente del otro.
  10. El orden es esencial, así como una temperatura media que no sea ni mucho frío ni mucho calor.
  11. La iluminación ha de ser suave.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Cómo encontrar vivienda barata. (Parte 1)

Si tienes la idea de emanciparte, de mejorar tu vivienda, de pasar de alquiler a compra, o si sencillamente la necesidad o las circunstancias de tu vida te obligan a ello, aquí hemos anotado algunos consejos que pueden servirte para no dejar todo tu alma en el intento.

1. Dedícale tiempo a buscar

Si quieres lanzarte al mercado a por ese “chollo” del que alguien habló una vez, el primer consejo es tener confianza en que se puede encontrar un piso entre un 10 y un 15% más barato que la media, tanto en compra como en alquiler, pero para ello es necesario paciencia y tiempo. Si haces el cálculo de lo que puedes ahorrarte, realmente compensa dedicar mucho tiempo a la búsqueda de un piso y ser exigente. Por ejemplo, en la compra de un inmueble de 150.000 euros, un 10% de ahorro supone 15.000 euros. Si trabajas cientos de horas al año para conseguir esa cantidad con tu salario, ¿no merece la pena invertir otras tantas para conseguirla como ahorro?.

2. Haz números, compara ofertas calculando el precio/m2 y negocia

Un piso es algo muy caro como para comparar “a ojo”. Busca estadísticas sobre el precio del metro cuadrado en diferentes zonas. Deben diferenciar entre obra nueva y segunda mano y puedes encontrarlas en algunos portales de Internet, por ejemplo pueden servirte los informes de www.idealista.com, sobre vivienda de segunda mano, y en los suplementos de vivienda de los periódicos. Averigua el precio medio del metro cuadrado de la zona, pregunta los metros cuadrados construidos útiles de la vivienda que vas a ver y haz el cálculo de lo que te están pidiendo por un metro: Precio total/m2 construidos. Compáralo con las estadísticas y si el precio que te piden está por encima, dilo claro y con educación: está caro. Utiliza este argumento, y otros, para pedir una rebaja. Si el propietario no sabe con exactitud los metros construidos de la vivienda sugiérele que lo mire en la escritura de compraventa. Debes saber que si las estadísticas reflejan ese precio por metro cuadrado es porque muchos de los pisos de la zona cuestan eso o menos. Búscalos.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.