Vivir en un barco

Siempre que hablamos de vivienda, la reacción inmediata es pensar en ladrillos, ascensor, cocina amueblada, baños alicatados con hidromasaje, 3 dormitorios, cuarto trastero, salón panorámico, piscina comunitaria, plaza de garaje en sótano, y yo no se cuantas cosas más. Que nadie piense que esta es la única alternativa, ya que existen otras opciones sin necesidad de convertirse en un sin techo de los que suelen aparecer con frecuencia en los docudramas televisivos. En efecto, aún hay personas que, impregnadas de una fuerte dosis de independencia y romanticismo, deciden vivir en una embarcación amarrada a puerto.

No hay necesidad de querer imitar a Sonny Crockett (encarnado por el actor Don Johnson) en “Corrupción en Miami” para desear vivir habitualmente en un barco, asumiendo todas las ventajas e inconvenientes que supone elegir una vivienda con tal grado de singularidad.

Tal vez lo primero que hay que recalcar es que un barco que entre dentro del poder adquisitivo de una persona con ingresos medios, es un barco pequeño, lo que implica que vamos a tener que desenvolvernos en un espacio reducido si nos inclinamos por esta decisión. En consecuencia, lo más frecuente es que sólo puedan elegir un barco como vivienda personas solas o, como mucho, parejas. Nada de familias con hijos, suegra, perro, etc. Ello va a conllevar que no vamos a poder almacenar muchas cosas en casa, ni apilar trastos inútiles en un abigarrado trastero. Tendremos que elegir muy bien qué enseres son necesarios y cuales no lo son, a la vez que nos acostumbramos a ser un poco cuidadosos en lo que respecta al orden doméstico. No significa vivir mal, sino sólo alterar un poco nuestros hábitos.

Más info.

Evolucion puestos de trabajo

Durante febrero de 2009 se han publicado 75.613 puestos de trabajo en InfoJobs.net. El nº de ofertas de los últimos doce meses desciende respecto a los doce meses anteriores, pero estos datos varían según el sector laboral.

Profesiones donde más ha aumentado la demanda:
Traducción e interpretación (64%)
Aeronáutico (53%)
Control calidad de software (7%)

Profesiones con mayor descenso de demanda:
Administración inmobiliaria (-72%)
Arquitectura y proyección (-69%)
Dirección y gestión de obras (-68%)

España cierra 2008 con una caída del 8,7% en el precio de la vivienda

Según el Informe Anual de 2008 del Índice Inmobiliario fotocasa.es, España cierra el año con un descenso del 8,7% en el precio medio de la vivienda de segunda mano, lo que sitúa el valor medio del metro cuadrado en 2.613 euros. Este descenso del 8,7% traducido en euros, supone que cada metro cuadrado de la vivienda en diciembre de 2008 cuesta 249 euros menos que hace un año.

Si se analizan las evoluciones interanuales de los últimos tres años, el Índice muestra una tendencia hacia el descenso de los precios. En diciembre de 2007 el precio medio de los inmuebles era de 2.862 €/m2 y se registró una caída en términos interanuales (calculada de diciembre de 2006 a diciembre de 2007) del 1,1%.

Resultados que contrastan con los datos de un año antes, en diciembre de 2006, cuando el Índice Inmobiliario fotocasa.es registró una variación interanual positiva del 7,7% (calculada de diciembre de 2005 a diciembre de 2006) y el precio medio de la vivienda se situaba en 2.892 €/m2.

En cuanto a la variación mensual del precio de los inmuebles, el Índice Inmobiliario fotocasa.es ha recogido este mes un descenso del 0,6%, respecto al valor de noviembre de 2008, mientras que la variación trimestral (de octubre a diciembre de 2008) ha registrado una caída del 1,9%. Durante el año, el resto de variaciones trimestrales recogidas por el Índice han sido del 3,1% en el primer trimestre del año, del 2,4% de abril a junio y del 1,6% del tercer trimestre de 2008.

Más info.

Un promotor sortea pisos para dar salida a su stock

La promotora catalana Grupo Rob se ha propuesto dar salida a su stock de pisos sin vender a través de un sorteo de viviendas. La compañía sorteará un total de 31 inmuebles en la localidad de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

La empresa ha determinado que los boletos para participar en la rifa de las viviendas serán al precio de 50 euros cada uno. En el caso de vender todos los boletos, la promotora recaudará 350.000 euros por piso.

Los inmuebles que se sortearán son de nueva construcción y cuentan con una superficie de entre 50 y 90 metros cuadrados. La compañía ha explicado que no consigue liquidar los pisos por la crisis económica y financiera.

El sorteo, que tendrá lugar en un plazo máximo de tres meses ante notario, sólo se celebrará si el promotor vende un mínimo de 6.500 papeletas por piso. En el caso de no llegar a vender esta cifra de boletos, el Grupo Rob se compromete a devolver el dinero a los participantes.

Las 31 viviendas que se sortearán están situadas en la calle Sant Carles de Santa Coloma. La compañía mantenía ayer colgada en su web imágenes de las fincas que entran en el sorteo y que planeaba comercializar a partir de 240.000 euros.