El ajuste del euríbor baja 800 euros la hipoteca

El desplome de las cuotas hipotecarias apura sus últimos días. El euríbor ha cerrado febrero haciendo un nuevo mínimo histórico en 1,225%, según los cálculos provisionales de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Esto supone una rebaja aproximada del 10,6%, unos 800 euros al año, en la hipoteca media en España, cuyos parámetros son 150.000 euros de capital, 25 años de plazo y revisión anual. Luego, cada cliente tendrá sus características particulares, que magnificarán o reducirán el impacto del ajuste.

La situación actual, poco tiene que ver con la que se registró hace exactamente un año, cuando los ciudadanos percibieron con intensidad los efectos beneficiosos de la crisis económica en su cuota hipotecaria. Entonces, el euríbor se situó en 2,135%, frente al 4,349% al que había cerrado en febrero de 2008.

Más info.

Menos viviendas iniciadas en 2008

En multitud de ocasiones, se viene hablando de 2008 como del año que dio paso al ajuste inmobiliario que vivimos en la actualidad, tras varios ejercicios de un ciclo tremendamente expansivo caracterizado por una actividad desmesurada del sector de la vivienda. Ya el año 2007 marcó una cierta ralentización en los nuevos proyectos de promoción residencial, pero efectivamente hoy nos llegan los datos respecto del número de viviendas iniciadas a lo largo del pasado ejercicio de 2008, un 41,5 por ciento menos que en 2007, es decir, un total de 360.044 unidades. Es obvio que el desplome de la demanda y el bloqueo del crédito son, en gran medida, responsables de este tremendo descenso en las viviendas que las empresas promotoras pudieron comenzar a construir. El número de viviendas iniciadas en 2008 no sujetas a régimen protegido fue reduciéndose paulatinamente conforme el año fue avanzando, para llegar a su mínimo nivel en el último trimestre.

Más info.

Se vende, oportunidad unica

13rue

SE VENDE. Oportunidad única. Entero o por pisos. Edificio singular ubicado en pleno centro con muchas posibilidades y excelentes vistas. Este inmueble, construido en el año 1961, cuenta con siete apartamentos más un coqueto ático y caseta para el portero. Cuidado al detalle, es ideal para rodajes de películas o series costumbristas. Primeras calidades. Además, cuenta con portero físico, ascensor y calefacción central.

Más info.

Vivir en un barco

Siempre que hablamos de vivienda, la reacción inmediata es pensar en ladrillos, ascensor, cocina amueblada, baños alicatados con hidromasaje, 3 dormitorios, cuarto trastero, salón panorámico, piscina comunitaria, plaza de garaje en sótano, y yo no se cuantas cosas más. Que nadie piense que esta es la única alternativa, ya que existen otras opciones sin necesidad de convertirse en un sin techo de los que suelen aparecer con frecuencia en los docudramas televisivos. En efecto, aún hay personas que, impregnadas de una fuerte dosis de independencia y romanticismo, deciden vivir en una embarcación amarrada a puerto.

No hay necesidad de querer imitar a Sonny Crockett (encarnado por el actor Don Johnson) en “Corrupción en Miami” para desear vivir habitualmente en un barco, asumiendo todas las ventajas e inconvenientes que supone elegir una vivienda con tal grado de singularidad.

Tal vez lo primero que hay que recalcar es que un barco que entre dentro del poder adquisitivo de una persona con ingresos medios, es un barco pequeño, lo que implica que vamos a tener que desenvolvernos en un espacio reducido si nos inclinamos por esta decisión. En consecuencia, lo más frecuente es que sólo puedan elegir un barco como vivienda personas solas o, como mucho, parejas. Nada de familias con hijos, suegra, perro, etc. Ello va a conllevar que no vamos a poder almacenar muchas cosas en casa, ni apilar trastos inútiles en un abigarrado trastero. Tendremos que elegir muy bien qué enseres son necesarios y cuales no lo son, a la vez que nos acostumbramos a ser un poco cuidadosos en lo que respecta al orden doméstico. No significa vivir mal, sino sólo alterar un poco nuestros hábitos.

Más info.