Food in Loft: vende un piso a través del estómago

Muchos de vosotros habréis comprobado como, cuando llevasteis a cabo el proceso de compra de vuestro coche, el comercial insistía en que lo probaseis. Quería que lo tuvieseis en vuestras manos, que lo probaseis, que lo sintieseis. Se que hay excepciones, que en años de boom siempre existe el típico comercial que pretende que lo compres por catalogo sin verlo, pero no es normal ni lo recomendable. Una de las primeras enseñanzas de un comercial insiste precisamente en acercar el producto al potencial comprador. Aunque no vaya a ser su usuario final.

Pues bien, me gustaría recomendaros esta práctica a la hora de llevar a cabo una venta. Pensad en como podéis hacer que el cliente sienta, se aproxime, toque el producto, evitando así el tenerlo en su mente como un valor abstracto asociado a unos costes/beneficios. Aprovechad el marketing de sensaciones. Alguno pensará que para su producto es difícil. Seguramente. O seguramente no, y no hay más que ver como se desarrolla en el mercado inmobiliario.

Loft in Spain, una inmobiliaria especializada en el concepto loft ha hecho una puesta innovadora: ha transformado su piso piloto (o showroom, como lo que queráis llamar) en un lugar donde celebrar un catering, a través del programa Food in Lofts. Se trata de una propuesta rompedora, que puede llegar a generar un tráfico de gente que inicialmente no estaba interesada en una adquisición inmobiliaria, pero que responde a un publico objetivo muy interesante para el tipo de calidades que manejan. Estos comensales/potenciales compradores asociaran una agradable, con glamour, a la inmobiliaria y su producto. Finalmente, a aquellos que están interesados en el producto, se les acaba informando del mismo.

Más info.

Cómo encontrar vivienda barata. (Parte 2)

Continuamos con el artículo de los diferentes métodos para encontrar una vivienda algo más barata que la media.

5. Compra directamente al propietario

Las inmobiliarias son una vía más para comprar, pero ten presente que se llevan un tanto por ciento nada despreciable. Si quieres ajustar el precio, lo mejor es que compres a un particular. Hazle una oferta a un precio menor, es una práctica habitual y está comprobado que la mayoría de las ventas de vivienda de segunda mano se hacen entre un 5 y un 15% por debajo del precio que el comprador pedía inicialmente . Además, esta es una buena época para las “rebajas”, ya que la oferta se está volviendo mayor que la demanda.

6. No des excusas, di claro que está caro

Si mientras buscas piso encuentras ofertas que son caras con respecto al precio medio la zona (valorando las características del piso) no des excusas educadas como “ya llamaré”, “nos lo pensamos”, etc. Díselo claramente aunque con educación al vendedor: “no me interesa porque está caro”. También por teléfono (si todos lo hiciéramos la cosa sería diferente). No vayas a ver pisos que te parezcan caros a priori y di claramente la razón.

7. Atento a los “truquitos”

Cuando te encuentres ante el vendedor de una inmobiliaria debes estar alerta a afirmaciones que sirven para dar la sensación de que solo puedes encontrar tu piso pagando una barbaridad, de que se venden muy rápido, etc. Desgraciadamente los vendedores se han acostumbrado a que parte de su trabajo es ocultar información y usar trucos para que “entres al trapo”. Como comprador tú también tienes un trabajo duro que hacer. Por ejemplo: no te fíes de los precios que figuran en carteles con el membrete “vendido”. ¿Si está “vendido” por qué dejan el cartel?.

Otro “método” con el que te puedes encontrar es que el primer piso que te muestren sea horrible y pidan por él mucho más de lo que vale. No quieren venderlo, en realidad el vendedor te está preparando para que compres poco después un piso más presentable pero a un precio superior al del mercado.

Tampoco te fíes mucho de las estadísticas que publiquen en muchos medios, ya que suelen estar falseadas, comprueba siempre que puedas el precio medio por metro cuadrado de la zona en diversas fuentes.

Y siempre, si te decides al fin por un piso, pásate por el Registro de la Propiedad para comprobar el titular del mismo es la persona que te lo vende, que no tenga cargas de algún tipo, la calificación de la parcela sobre la que está construido, etc.

8. Utiliza tu voto

Los gobernantes pueden hacer muchas cosas para bajar el precio de la vivienda: leyes del suelo, VPO, control de la especulación, etc. Sin embargo, hasta ahora no han hecho prácticamente nada, sino que más bien han permitido, o incluso fomentado indirectamente el incremento de precios. Ellos tienen gran parte de la responsabilidad de que los precios se hayan disparado y una muestra es que estamos en el país de Europa donde más cuesta la vivienda en relación a los salarios. Esta página no tiene una filiación política pero pretende, entre otras cosas, dar consejos para que encuentres una vivienda más económica, y votar a cualquier partido que fomente la especulación perjudicará a tu bolsillo.

9. Ten presente que los precios sí bajan

Las estadísticas son claras: bajaron a principios de los 80, y en el periodo 92 – 93 volvieron a bajar en España. Incluso en el siglo XIX se dió un importante crash inmobiliario en algunas capitales españolas que dejó la vivienda en un 50% de su precio. Y ahora la situación es mucho más favorable. En una ciudad como Londres, con un fenómeno parecido por ejemplo a Madrid, la burbuja inmobiliaria ha estallado y los precios llevan bajando durante varios meses consecutivos. En algunas estadísticas se ven ya descensos en algunos barrios de las grandes capitales e incluso en algunas comunidades autónomas.

Encuestas sobre la vivienda

Hace ya unos días actualizamos el blog presentando una serie de encuestas sobre varios aspectos de la vivienda  y al mismo tiempo aumentar así la interactividad con nuestros lectores.

Las encuestas aparecerán de manera aleatoria en la barra de la derecha y por el momento podréis responder a un total de seis encuestas, consultando de igual modo los resultados totales de los usuarios.

A continuación os presentamos el conjunto de preguntas para que podáis consultarlas a la vez.

¿Qué medio es el que más utilizas a la hora de buscar vivienda?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

¿Piensas cambiar de vivienda en los próximos 12 meses?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

¿Cómo sería tu vivienda ideal? (Puedes marcar varias respuestas)

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

A la hora de comprar o alquilar una vivienda ¿qué aspecto valoras más?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

En relación a la vivienda ¿En qué situación te encuentras?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

¿La crisis ha modificado tus planes de vivienda (Compra, Venta, Alquiler o Reforma?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

En artículos posteriores iremos publicando y comentando los resultados de dichas encuestas.

Vuelve el trueque, una nueva fórmula de adquirir casa

El trueque fue la primera forma de intercambio comercial entre humanos antes de que apareciera la moneda. Aunque este modo de intercambio parezca algo anticuado, en los últimos tiempos se ha puesto de moda en el sector inmobiliario. Y es que la crisis de las hipotecas ha hecho emerger el trueque de viviendas en varias ciudades europeas como alternativa a la tradicional compra venta.

Sin ser aún un método de adquisición de vivienda generalizado, comienzan a darse un gran número de casos de trueque de viviendas. La mayoría de trueques se realizan mediante portales en Internet que ofrecen apartado en los que los propietarios de viviendas proponen el intercambio de sus casas por otras viviendas. De esta manera ya son muchas las familias que permutan sus viviendas por otras más baratas, en la mayoría de los casos, por no poder hacer frente a los pagos de las hipotecas.

Hay que tener claro que el trueque no es vender o comprar una casa, sino “cambiar” una por otra en condiciones similares. En realidad, se trata de dos compraventas, con la única diferencia que el medio de pago empleado, en lugar de dinero, es un bien distinto.

Los interesados en usar este método para conseguir un inmueble deben seguir unos pasos que corresponden a las transacciones conocidas como permuta o compraventa. Son contratos de cambio que se caracterizan por la inexistencia de precio en dinero (lo que no quiere decir que parte del precio pueda completarse con dinero). Ya que es una compraventa doble, los trámites que se deben seguir son iguales a los de una compraventa normal: otorgamiento de escritura pública, liquidación de impuestos (Transmisiones Patrimoniales Onerosas), inscripción en el Registro de la Propiedad, etc.

El hecho más notable es que en un mismo acto se producen dos compraventas, por lo que los gastos e impuestos se duplican. Así pues, hay que pagar dos plusvalías municipales, dos facturas notariales y dos facturas del Registro de la Propiedad correspondiente, además de liquidar el impuesto por cada una de las transmisiones patrimoniales. Es habitual que en las permutas no coincidan los precios de los inmuebles, así que lo más lógico es que cada una de las partes asuma sus impuestos.

En este espacio podréis saber cómo funciona esta forma de intercambio y, además, poneros en contacto con otros usuarios de vuestra comunidad interesados en cambiar su vivienda.

“Regalan” casas en Internet.

Si le sobran 300 euros al mes, puede comprar un piso de más de 100 m2, tres habitaciones y acabados de lujo en Estepona (Málaga). Su propietario, desesperado, no puede afrontar una hipoteca de 240.000 euros y ha decidido cedérselo a quien se haga cargo de las más de 300 cuotas que aún le quedan por pagar. Cientos de ofertas como éstas aparecen a diario en páginas de Internet como vendoporhipoteca.com o loquo.com. La crisis económica, unida a la subida del Euribor, ha dejado a miles de familias españolas al borde de la quiebra.

Ni siquiera ha cumplido tres meses de vida y el portal inmobiliario vendoporhipoteca.com ya acumula más de 160 ofertas de vivendas regaladas en toda España para los que se aventuren a pagar el resto
de la hipoteca. Las ubicaciones de las casas y los importes de las cuotas mensuales varían desde unos sorprendentes 100 euros de un apartamento en Tarragona hasta los más de 1.800 euros de un céntrico piso de tres habitaciones en Madrid.

Esta modalidad de venta sin beneficio económico podría dispararse en los próximos meses ya que, según los datos de la asociación de usuarios de banca Adicae, cerca de 10.000 hogares están a punto de ver cómo su casa es embargada por el impago reiterado de las cuotas de su préstamo hipotecario. Y, si la situación económica no mejora en los próximos meses, no se descarta que a final de año el número se duplique. Los que peor lo pasarán en los próximos meses serán los que firmaron su hipoteca entre 2000 y 2008.

La consigna de las familias es clara: deshacerse de la losa de la hipoteca lo antes posible para no quebrar pero, sobre todo, evitar que los bancos saquen tajada de su desgracia.

Vía: ROBERTO ARNAZ Diario Metro