Hipoteca inversa: disfrutar del patrimonio

Mi señora madre ya tiene una edad. Después de pasarse toda la vida luchando para salir adelante, se ha encontrado con una pensión que no le da ni para pipas. Junto con mi padre, que también tiene su buena ración de canas, vive en una vivienda que compraron hace casi 30 años. La casa en la que pasé mi infancia está situada en un barrio estupendo y, a pesar de acumular tres décadas de antigüedad, bien podría tasarse por un precio interesante. Llevo un par de años persiguiéndoles con la idea de la hipoteca inversa, pero siempre me dicen que, cuando les toque criar malvas, nos repartamos el dinero de la venta de la casa entre mis hermanos y yo. Me da una rabia mortal que mis bien amados progenitores tengan el chip de la herencia tan interiorizado, más aún cuando se merecen disfrutar de estos años sin escatimar en caprichos.

La hipoteca inversa me parece un invento financiero ideal. Creo que nuestros mayores tienen todo el derecho del mundo a sacarle partido a un patrimonio inmobiliario que han pagado con el sudor de su frente. Además, las ridículas pensiones que existen a día de hoy son claramente insuficientes en casos de dependencia sanitaria. El panorama se complica todavía más cuando echamos un vistazo a las listas de espera de las residencias geriátricas públicas. Todo esto constituye, a mi juicio, un buen abanico de razones para que mis padres se decidan de una vez por todas a vivir como siempre han querido.

¿Cómo funciona?
El funcionamiento de la hipoteca inversa es aparentemente sencillo. Se trata de un producto al que pueden acceder los mayores de 65 años que tengan una casa en propiedad. La entidad financiera tasa la vivienda y, en función del importe resultante y de la edad del solicitante, se acuerda el pago de una renta mensual vitalicia. El cliente no pierde en ningún momento la titularidad de la vivienda, es más, si tiene que abandonar su casa e irse a una residencia, puede alquilar la casa a un tercero sin ningún problema, sumando dos rentas en vez de una. Cuando se produce el fallecimiento, los herederos tienen varias opciones: conservar la propiedad pagando la deuda acumulada, constituir una nueva hipoteca por el importe adeudado o vender la vivienda y obtener un beneficio económico tras restarle la cancelación de la deuda.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Carta de un chico a su novia

Carta de un chico a su novia:

Querida Lola:

No soy capaz de esperar a tu vuelta para decírtelo.

Nos han concedido una VIVIENDA DE PROTECCION OFICIAL de 30 m².

Nos casamos, Lola ¡nos casamos!

Te confieso que no es el piso en sí lo que me tiene loco, sino el pensar en compartirlo contigo.

He conseguido un plano y aquí me tienes, regla en mano haciendo cálculos.

Mi madre dice que es pequeño. Ya sabes cómo son las mujeres de antes, y ella tiene hasta máquina de coser. Sé que espacio no nos va a sobrar, pero con ideas tampoco nos faltará.

No compraremos la cama de Ikea de 1,80.

Por más que mido no cabe, pero pensándolo bien, la de 1,05 es más íntima.

Sé que a la larga una super-cama de 1,80 nos distanciaría.

Tampoco el piano. Tu hermano me lo ha medido y nos faltan 18 centímetros, pero en cambio en ese espacio encaja ideal el ordenador.

Claro que sin piano no puedes dar las clases y ya contábamos con ellas para vivir, pero he pensado que puedes seguir dándolas en casa de tus padres.

Seguro que ellos encantados de poder verte cada día.

Por cierto, tampoco encuentro lugar para todo ese tocho de temario de tus oposiciones, porque aunque había pensado que podías estudiar en la mesa del comedor, no puede ser. He elegido una abatible para que nos quepa el sofá, y si dejamos la mesa todo el día no podemos sentarnos, así que también tendrás que estudiar en tu casa. Será por poco tiempo, porque seguro que la oposición la sacas a la primera.

Yo dejaré en la mía los trastos de esquiar, las raquetas y los libros, porque aunque pensé en hacer un cajón bajo-cama que explicaron en Bricomanía, he desistido.

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

CASAS DE MADERA Mitos y realidades

Desde hace 30 años y especialmente en los últimos 10, las casas de madera se van popularizando en toda la geografía española. Hubo quien pronosticó que en España nadie compraría una casa de madera, pero también se dijo que nadie compraría por correo o que los móviles serían para una minoría. Esas casas que nadie compraría ya son más de 30.000 y aumentan de manera exponencial.

Sin embargo, este tipo de construcción continúa generando reticencias, muchas de ellas basadas más en prejuicios y mitos, que en realidades.

Arde con una cerilla

Esta es una de las afirmaciones más comunes sobre las casas de madera. Para explicar por qué es un mito utilizaremos una prueba empírica: Todos sabemos que con una cerilla se enciende en un segundo una hoja de papel, pero todos sabemos también que una guía telefónica puesta por el lomo no se enciende con una cerilla ni con un mechero.

El riesgo de incendio de una vivienda viene dado por los electrodomésticos, las cortinas, los muebles, o un accidente de gas. Este riesgo es el mismo para todas las viviendas independientemente de su estructura.

Si desafortunadamente se produjese, los bomberos expertos tendrían la misma confianza en una casa de madera que en con una de hormigón o acero. Es decir, en una casa de madera se puede saber cuánto puede resistir la estructura porque se ve cuanto se ha quemado la madera y en las otras sólo se puede suponer en base al tiempo y el grado del incendio. En la metálica puede ser cuestión de minutos antes de que se colapse.

En España, de un estudio realizado a 7.710 viviendas con estructuras de madera construidas en los últimos 25 años, se encontraron 6 casos de incendio, todos ellos debidos a la mala instalación de la chimenea a cargo de personal no debidamente cualificado. En ninguno de estos casos se produjeron víctimas ni daños que supusieran un peligro para la estructura. Esta es la realidad.

En cualquier caso, partimos del principio de que todas las viviendas, sea cual sea el material con el que están construidas, cumplen la normativa vigente en cuanto a su resistencia al fuego.

Y si viene una termita…

Republished by Blog Post Promoter

Más info.

Cuadragésimo segundo sorteo del Plan de Vivienda Joven: Loeches y Getafe

El día 10 de febrero de 2010, a las once horas, se celebrará en la Oficina de Información de Vivienda, sita en la avenida de Asturias, número 30, de Madrid, el sorteo del Plan Joven de 248 viviendas sitas en los municipios de Loeches y Getafe. Ya se pueden consultar los listados definitivos de participantes para los sorteos de Getafe y Loeches.

Las bases de este sorteo se establecen en la Convocatoria para la selección de 248 Viviendas con Protección Pública en régimen de Arrendamiento con Opción de Compra para Jóvenes (VPPA OC – Jóvenes) sitas en los municipios de Loeches y Getafe, publicada en el B.O.C.M., nº 15, de 19 de enero de 2010.

En este sorteo, 148 de las viviendas se adjudicarán para el municipio de Loeches y 100 para el de Getafe. De estas viviendas, ocho están reservadas a personas con discapacidad, cinco de ellas en el municipio de Loeches y tres en el de Getafe.

Vía: Madrid.org

Republished by Blog Post Promoter