Aprovecha cada rincón en tu casa

No importa lo grande que sea una casa, siempre parece faltar espacio para guardar y organizar nuestras cosas y si a eso le sumamos que la superficie de las viviendas cada vez es más reducida, el almacenaje se convierte en un problema. La buena noticia es que hay muchas más posibilidades de las que creemos de hacer crecer los metros disponibles.

1. Librería sobre el sofá.
La pared sobre la que apoya el sofá suele utilizarse para colgar cuadros o espejos, pero sustituyendo estos por unas baldas con soportes ocultos, ganamos una librería sin empequeñecer el salón. Si podemos prescindir de 25cm. de fondo en la habitación, también podemos encargar unos armarios a ambos lados de la pared entre los que se creará una estructura de pladur en la que apoyar el sofá y, sobre él, empotrar las estanterías.

2. Utiliza el espacio en vertical.
Podemos aprovechar la altura de techos y paredes con baldas sobre las puertas, estructuras tipo puente rodeando puertas de paso o la mesa del estudio, por ejemplo, y construyendo altillos.

3. Muebles multiusos.
Canapés abatibles, camas altas con cajones inferiores, bancos de cocina con tapa o baúles en el dormitorio como descalzadora, son todos ellos muebles que incrementan el espacio de almacenaje sin utilizar un centímetro más de superficie.

Las mesas nido, las extensibles y las mesas consola ahorran espacio al recogerse cuando no se usan, lo mismo que las repisas extraíbles en la cocina, que incrementan la superficie de trabajo en un momento dado.

4. Espacios con más de una función.
En esa habitación, la más pequeña de la casa, que no tiene un uso definido, puede situarse un vestidor que contendrá una pequeña mesa de estudio, o se utilizará como habitación de invitados y planchador. También la mesa de comedor, si va acompañada de una estantería o contenedor cercano, puede servir como mesa de despacho.

5. Saca partido a los huecos.
Los espacios que quedan entre los pilares y las paredes adyacentes pueden aprovecharse pidiendo al carpintero que los cierre con una estructura a medida, con una estructura de pladur en la que integraremos una hornacina o simplemente colocando unos estantes.

También se puede optimizar el espacio que queda alrededor de un pilar exento, a la vez que lo integramos, colocando unas baldas o una encimera a doble cara entre éste y la pared más cercana.

6. Pasillos aprovechados.
Si tienes un pasillo de más de 110cm. de ancho, construye un armario a medida (55-60cm. para ropa y cajones, 40-45cm. para la ropa de casa y 35-40cm. para almacenar vajilla y otros objetos), o una librería, para la que serán suficientes entre 20 y 30cm. Eso sí, mejor lacados del mismo color de las paredes para no sobrecargar visualmente el espacio.

Si es más estrecho, puedes situar también una estantería, cerrada o abierta, pero en este caso mejor que sea baja, de unos 75cm. y de no más de 20cm. de fondo, siempre que queden libres al menos 70cm. de paso. Con ello, además de ganar almacenaje, podemos utilizarla como repisa donde apoyar lámparas, jarrones u otros objetos decorativos.

Vía: ventadepisos

Valora este post !!

Republished by Blog Post Promoter

Te puede interesar...

Si lo deseas, puedes dejarnos un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.