El proyecto de la Villa Olímpica de Madrid

La candidatura de Madrid 2020 ha prometido a la comisión del COI, que este lunes ha comenzado a evaluarla, que los deportistas que participasen en los Juegos de la capital de España disfrutarían de una villa olímpica “cálida, divertida, inteligente y sostenible”.

Fotografía

Con esas palabras ha definido el proyecto el arquitecto de la villa, Javier Herreros, que además ha destacado, en una de las ponencias ante la delegación del Comité Olímpico Internacional (COI), que los alojamientos de los deportistas estarían “a un paseo” del Estadio y a una distancia media del resto de las sedes de solo ocho minutos.

Más info.

España podría incumplir objetivos de eficiencia energética, según expertos

España podría llegar a incumplir los objetivos de eficiencia energética fijados por la Unión Europea (UE) debido a la “escasa ambición” de sus políticas y la falta de una estrategia a largo plazo, según un informe del Observatorio de la Eficiencia Energética (EEW, en inglés) publicado el 18 de marzo.

El estudio, coordinado por el Foro Europeo para las Fuentes de Energía Renovables (Eurofores), destaca positivamente la existencia de agencias energéticas a distintos niveles de la Administración, los controles que aplica, la presentación de informes y la verificación de sus propios planes.

Fotografía

Esto garantiza a España una valoración intermedia dentro de los Veintisiete, a medio camino entre la “alta calidad” de los planes sobre eficiencia energética de países como Alemania y la “baja calidad” de otros como Eslovaquia, según el documento.

Más info.

Un museo “verde” en la milla de oro del arte

La milla de oro del arte se enriquecerá con un nuevo museo «verde» dedicado a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Lo proyectará y financiará Emilio Ambasz, referente mundial de la edificación ecológica y uno de los grandes arquitectos contemporáneos. Con un osado diseño de fachadas vegetales, se alzará en el emplazamiento de un edificio municipal en desuso que cede el consistorio madrileño. Si sitúa frente al museo del Prado, muy cerca del Thyssen y el Reina Sofía, y pegado al Caixa Forum de Herzog y de Meuron. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, firmó ayer el convenio con la Fundación Emilio Ambasz para crear esta nueva infraestructura cultural que exigirá un inversión de en 10 millones y que se quiere concluir en dos años.

Fotografía

Con una superficie próxima a los 4.000 metros cuadrados en cinco plantas, el futuro Maadu (Museo de Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo) se ha concebido como una dotación vanguardia en una privilegiada zona para el arte, en el corazón del eje Prado-Recoletos. El consistorio madrileño cede durante un periodo de 75 años para uso cultural un vetusto edificio sin función administrativa situado en el número 30 del Paseo del Prado, frente del Jardín Botánico, que se derribará para alzar en su solar el nuevo museo.

Más info.

Geotermia: el calor que almacena la tierra desaprovechado

En la actualidad se estima que para la climatización y producción de agua caliente hay sólo 150 megavatios térmicos instalados en el país. Es decir nada, o prácticamente nada, en comparación con los combustibles alternativos. Esta fuente permite cubrir el 75% de las necesidades de energía que demandará la vivienda durante toda su vida útil. La inversión se amortiza a los cinco o diez años y se evita el dolor de que suba la tarifa de la luz por quinto año consecutivo.

La tarifa de la luz se ha incrementado consecutivamente estos últimos cinco años. Y previsiblemente seguirá en esta línea de precio ascendente en los años venideros. Una medida para evitar que el bolsillo se resienta más aún si cabe es utilizar una renovable para reducir la factura de la electricidad. Y la única que al menos hoy funciona las 24 horas del día y los 365 días del año es la geotermia. Una fuente que aprovecha la energía almacenada en forma de calor bajo la superficie de la tierra para producir electricidad o calefacción. Hay de diversos tipos, y para muy diferentes fines. Así, mientras los de alta y media temperatura se utilizan para producir energía eléctrica, los de baja temperatura (los que se usan en el hogar), permiten aprovechar el calor del subsuelo para calentar y refrigerar la casa, según sea invierno o verano. El funcionamiento es sencillo, ahora con la llegada del frío, el calor del suelo se traslada al interior de la vivienda gracias a un circuito de intercambio de calor y una bomba de calor. En verano, el proceso es a la inversa.

Lógicamente, conlleva una inversión, pero ésta se amortizará antes de los 10 años. «No vamos a ocultar una realidad. La generación mediante geotermia es mucho más cara que colocar una caldera. Las perforaciones tienen un precio por las dificultades de perforar, introducir una sonda, rellenar con mortero especial etc. Es como si el gas cobrara de una vez el coste de la canalización hasta una vivienda. Pero la realidad es que esas perforaciones van a proporcionar, en una instalación perfectamente diseñada, el 75 por ciento de la energía que demandará la vivienda toda su vida útil, y el precio será fijo porque se paga el día inicial. Cuándo se amortizará dependerá del combustible con el que se compare y el uso que le demos al sistema», explica Carlos Pérez-Nievas, director de Expansión del Grupo Visiona.

La inversión también depende de si es anterior a la edificación o si se va a hacer después, si es un edificio de apartamentos, etcétera. Por ejemplo, una instalación geotérmica tipo para una vivienda de 150 metros cuadrados útiles, con un nivel de aislamiento térmico que cumpla, como mínimo, los valores exigidos por el Código Técnico de Edificación y que permita cubir las necesidades de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria tendría un coste medio de unos 18.000 o 20.000 euros si contara con un intercambiador térmico mediante perforaciones verticales profundas, y de unos 15.000 y 17.000 euros contando con un intercambiador térmico mediante lazos horizontales a poca profundidad», detalla Bartomeu Casals, de Geotics Innova.

Amortización

La amortización de la inversión dependerá de los precios de los combustibles a los que sustituyen. «La amortización de una instalación en una vivienda con los precios actuales de los combustibles alternativos está alrededor de los cinco años, unas instalaciones se amortizan antes y otras después, pero más o menos ése es el período general», aseguran desde la sección de Geotérmica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA).  Similar opinión tiene desde el Consejo Europeo de Energía Geotérmica (EGEC). «Para una vivienda se amortizaría entre cinco y diez años, según los incentivos», asegura Philippe Dumas, responsable de EGEC.

Más info.

Vivienda construida con contenedores marítimos.

No sólo en América o Europa, también en otras partes del mundo podemos ver ejemplos de casas que se construyen reutilizando contenedores marítimos. El edificio de hoy ha sido llevado a cabo en Malasia, empleando 6 de estos contenedores, se trata de una vivienda de 237m2 con un diseño inteligente que se adapta muy bien al sitio.

A la reducción de huella de carbono que supone el empleo de estos contenedores como estructura base, hay que unir la captación de aguas pluviales, un eficaz uso del agua que incluye reciclado de aguas grises e inodoros de doble descarga, gran aprovechamiento de la iluminación natural y el empleo de materiales verdes en sus acabados.

Más info.
Página 1 de 212