Plazas de garaje: un negocio seguro

El mercado inmobiliario de las provincias que rodean la capital comenzó a beneficiarse hace algunos años del efecto ‘periferia madrileña’, sirviendo de alternativa a las personas que, aún teniendo su puesto de trabajo en Madrid, no podían ser propietarias de una casa en la misma ciudad. Seguramente, esto explica porque el alquiler de una plaza de garaje en cualquiera de estas localizaciones no dista mucho de los precios que se manejan en Madrid. Por poner un par de ejemplos, en Toledo, una plaza en el barrio de Buenavista, cuesta 60 euros al mes, mientras que en el centro de Guadalajara, nuestro coche estará seguro por el módico precio de 80 euros al mes.

En otras comunidades autónomas, la cosa pinta por el estilo. Si vives en Asturias, siempre será más barato alquilar un lugar donde mantener alejado tu coche de los cacos en Avilés, donde una plaza en el centro de la ciudad cuesta 45 euros al mes, que en Gijón, donde el aparcamiento más económico tiene un precio de 60 euros al mes.

Del norte damos un salto triple mortal y nos plantamos en sur el, concretamente en Jaén, donde en un pueblo con el seductor nombre de Alcantarilla, hallamos un rincón para aparcar el coche por apenas 35 euros al mes.

Una inversión a medio largo plazo

El negocio de las plazas de aparcamiento constituye una inversión-refugio para las empresas inmobiliarias ahora que estamos en tiempos de crisis. Así, la diversificación de producto forzosa a la que se ven obligadas muchas compañías del sector inmobiliario, no sólo podría centrarse en oficinas, hoteles y naves logísticas, sino que también podría apuntar a pequeños salvavidas económicos como las plazas de garaje, hasta ahora patito feo del sector.

La patronal Asesga, ha publicado hace poco el ‘Libro Blanco del Sector del Aparcamiento y Garaje’ en España. Entre otros datos, el estudio indica que a día de hoy existen 1,2 millones de plazas de aparcamiento en todo el territorio nacional que generan un volumen de negocio cifrado en 1.200 millones de euros. Además, las plazas de aparcamiento son las responsables de 12.000 empleos

Según los miembros de este organismo, las plazas subterráneas, en altura o parceladas en superficie contemplan un retorno de la inversión (que se mueve entre los 10.000 y los 25.000 euros por plaza) de entre 8 y 12 años. Lo que está claro, es que teniendo en cuenta lo que actualmente se tarda en vender una casa, dedicarse a vender plazas de garaje es como poner un puesto de chuches a la puerta de un colegio: rentabilidad asegurada.

El alquiler es otro cantar, puesto que las mensualidades de las plazas de aparcamiento no han sido ajenas a las subidas experimentadas por los alquileres de viviendas, contagiándose de las subidas. Aún así, podríamos afirmar sin temor que su asimilación por el usuario es infinitamente más rápida.

No olvides contestar nuestras encuestas sobre la vivienda.

Plazas de garaje: un negocio seguro
Valora este post !!

Te puede interesar...

Si lo deseas, puedes dejarnos un comentario

*