La guerra entre las inmobiliarias y los bancos

Hace unos días leí en un periódico que las inmobiliarias acusan a la banca de “boicotear” sus ventas. Creo que resume perfectamente lo que esta pasando en el sector. La gran mayoría de las inmobiliarias se quejan de que no venden porque los compradores no consiguen obtener la financiación para la compra de una casa.

Por un lado las inmobiliarias y promotoras culpan al los bancos de no ofrecer financiación y parar las ventas.

Por otro lado los bancos se hacen un poco los locos y dicen que no es culpa de ellos.

Análisis de la situación:

Pienso que ahora mismo los bancos están sufriendo los efectos de la crisis financiera mundial. Esto les obliga a apretarse el cinturón y endurecer las condiciones de la concesión de préstamos.

Además, los bancos están muy pero que muy nerviosos de que se dispare el índice de morosidad y que el precio de la vivienda siga bajando. Hasta que estos dos factores no se aclaren un poco, el banco tiene miedo de que la gente deje de pagar su hipoteca y luego se queden con una vivienda que vale menos que lo que tienen hipotecado. Sería la ruina para los bancos.

Esto afecta a las inmobiliarias y promotoras que ven que clientes que podían comprar hace un año ahora mismo se les deniega la hipoteca. Evidentemente, esto no es culpa de ellos y poco pueden hacer al respecto salvo quejarse y patalear.

Sin embargo pienso que tras este hecho se esconden muchos más errores que han cometido las inmobiliarias y los promotores:

  1. Centrarse en despachar a los clientes en vez de atenderlos bien y tratar de fidelizarlos.
  2. Pensar que la época dorada iba a durar para siempre y no ser previsibles.
  3. No implantar estrategias de marketing.

Con respecto a esto, creo que las únicas empresas que sobrevivirán a partir de ahora son las empresas que han hecho bien los deberes y han sabido adaptarse a la nueva situación.

Mansiones para mascotas.

Por lo visto los bancos se han dado cuenta de que la mayoría no tendremos nunca una vivienda digna, ni con créditos que pagarán nuestros nietos. Así que la financiera alemana Sparkasse Construcion Financing ha centrado su campaña publicitaria , creada por Jung Von Matt, en aquellos a los que si les podemos proporcionar un nivel de vida asequible: nuestras mascotas. Eso, o quizá han hecho nuevos estudios sobre vivienda mínima y se les ha ido la mano.


Invertir en Ladrilos…

Invertir en ladrillo sigue siendo lo primero que se le pasa por la cabeza a aquellos que tiene un direnillo ahorrado. Pero tal y como están las cosas, la vivienda no parece una buena opción. Sin embargo, todavía existen alternativas dependiendo del dinero de que dispongas. Una de las opciones es la inversión en el extranjero, especialmente en países del este, pero esto conlleva unos riesgos que poca gente se atreve a asumir. Pero hay más opciones.

Si tienes mucho dinero para invertir, una opción atractiva es invertir en centros de negocios o complejos de oficinas. Según ha informado hoy Affirma, la demanda de oficinas en centros de negocio ha aumentado un 20%. Las PYMES buscan el ahorro en costes que les supone instalarse en este tipo de centros, así que puede tratarse de un buen negocio.

Pero quizá la mejor opción, especialmente para el pequeño inversor, es la compra de plazas de garaje. Esos 10 m2 pueden dar un retorno del 5% con apenas una inversión de 30.000 euros. El precio de una plaza de parking no ha hecho más que subir en los últimos años. Mientras que el crecimiento de la población ha sido de un 10% en los últimos años, el de los coches lo ha hecho un 20%.

El negocio es doble: la especulación o el alquiler. Si bien la mayoría de la gente compra para alquilar, una de las ventajas que tiene la compra de plazas de garaje frente a la compra de vivienda es la rápida recupreación del dinero, en caso de necesidad. Para vender un piso necesitarías alrededor de un año, mientras que una plaza de parking se vende en apenas 45 días.

Además, el alquiler de plazas de garaje no está sujeto a la ley de arrendamientos urbanos como los pisos. Esa ley es muy protectora con los inquilinos, pero en el caso de plazas de parking el contrato se puede redactar en los términos que quiera el propietario. Puede ser por el tiempo que quieras, y rescindirse cuando quieras (avisando con 30 días de antelación). Los gastos son pequeños: unos 70 euros al año de IBI más otros 20 mensuales de comunidad.

Las variables a tener cuenta a la hora de invertir en este tipo de negocio son diversas. Por un lado, y quizá la más importante, es la ubicación. Los expertos recomiendan hacerlo en zonas de viviendas consolidadas, con muchas oficinas y viviendas, y ha ser posible con estacionamiento de pago en la calle. Los barrios nuevos son menos aconsejables por la baja densidad de población y porque la mayoría de pisos nuevos ya incluyen una plaza de garaje

Página 123 de 126« Primera...102030...121122123124125...Última »