“Arquitectura Textil”: Tiendas de campaña originales

Las tiendas de campaña padecen una tendencia cromática pseudo-militar, no se si por tradición o por un intento vano de camuflaje con la naturaleza, que no las hace muy atractivas. Quien haya ido a una concentración motorista, un festival de música o la visita de cualquier Papa, sabe que es muy difícil encontrar tu tienda entre ese mar gris-marronoso.

Para evitar el síndrome de la cría del pingüino(*) hay personas que colocan algún tipo de identificador, ya sea una bandera sudista o unos sostenes XXL, que no sólo son útiles para ellos sino para todas las tiendas de alrededor, ya que facilita enormemente la orientación: “Pásate a tomar una copa en nuestra tienda, es la que está al lado de la que tiene el casco de vikingo colgado en la entrada”.

Ahora tenemos estas fantásticas tiendas estampadas que, aparte de cobijarnos, nos van a convertir en referencia de todo el recinto donde estemos acampados.

La verdad es que a las tiendas no le falta detalle, tienen gancho para colgar la linterna, bolsillos con cremalleras que permiten colocar candados, bolsillos laterales de rejilla para almacenar ropa e incluso un pequeño bolsillo para el móvil o el mp3. Y como era de esperar, el suelo y el techo son impermeables. Sólo le hace falta un bolsillo para los condones, otro para las sustancias psicotrópicas y se convierte en la tienda del perfecto juerguista.

Más info.

Casas Flotantes (Amsterdam)

http://www.gorkavillanueva.com/imagenes/casas-flotantes-1.JPG

Después de nuestros artículos sobre Vivir en un barco y la Original casa flotante sin duda tenemos que hablar de las casas flotantes de Amsterdam. Si algo caracteriza a Amsterdam, además de sus canales, son sus casas flotantes. Actualmente se ubican en los canales de Amsterdam más de 2500 viviendas flotantes.

Esta curiosa forma de alojarse surgió tras la Segunda Guerra Mundial debido a la escasez de viviendas. También contribuyó a ello el hecho de que en esos años se modernizara la flota holandesa y cientos de barcos cargueros quedaran disponibles para poder ser utilizados como vivienda. En un primer momento los habitantes de estas improvisadas casas de los canales fueron los hippies.

http://www.gorkavillanueva.com/imagenes/casas-flotantes-2.JPG

Los precios de estas casas son algo más bajos que los de las casas tradicionales pero conllevan más gastos de mantenimiento. Cada tres o cuatro años los propietarios deben llevar el barco al astillero para que le hagan una revisión completa, algo que suele durar cerca de una semana.

Aparte de los gastos de mantenimiento, las habitantes de los barcos vivienda deben pagar un alquiler por el estacionamiento del barco, unos impuestos especiales y un seguro también más caro que el de una casa normal.

Más info.
Página 2 de 712345...Última »