Hipotecas con “truco”

Es cada vez más frecuente que bancos y cajas de ahorro diseñen hipotecas atractivas. Pero sus ventajas y beneficios, como la aplicación de intereses menos exigentes, quedan contrarrestados por la obligación de un mayor grado de vinculación del cliente con su entidad, así como una serie de requisitos de obligado cumplimiento que elevan el coste final del producto.

Requisitos ocultos

Los bancos y cajas de ahorro cuentan con hipotecas con factores atractivos, en especial, la aplicación de tipos de interés menos exigentes para sus suscriptores o la rebaja de requisitos para acceder a las mismas. Pero la cara que no muestran, la letra pequeña, debe analizarse con detenimiento, ya que en ocasiones tienen “trucos” que si no inducen a pagar más, tampoco las hacen tan ventajosas como se anuncian en los folletos. Es habitual que estas ofertas tan llamativas escondan uno o varios requisitos que las pueden encarecer entre medio punto y uno, en función de cada propuesta

Algunos créditos hipotecarios, para conceder financiación, exigen un gasto mínimo en las tarjetas de crédito o aportaciones a fondos de inversión y planes de pensiones, e incluso, la domiciliación de la nómina y otros recibos domésticos. Todo ello hace que el coste real sea más caro que el planteado en inicio.

Más info.

¿Qué vivienda me puedo permitir?

Después del parón veraniego, seguimos con la pequeña guía sobre cosas a tener en cuenta para encontrar un hogar ideal, ya tenemos claras nuestras preferencias, qué tipo de vivienda estamos buscando y dónde y algunas cosas a comprobar cuando estás visitando una vivienda vamos a intentar responder la pregunta del millón, nunca mejor dicho 🙂 ¿qué vivienda me puedo permitir?.

Dando por hecho que no tenemos todo el dinero para comprar la vivienda en efectivo, vamos a necesitar una hipoteca…por lo que vamos a partir este post en dos partes. Primero veremos ¿qué cuota mensual podemos pagar? y después ¿qué ahorros necesitamos? para hacer frente a la entrada y a los gastos e impuestos derivados de la compra de una vivienda y de la apertura de la hipoteca.

Para tener una idea orientativa de la cuota que podrás pagar mensualmente, suma todos tus ingresos netos anuales y divídelos entre 12, depende de cada uno, y sobre todo de los requisitos del banco que te de la hipoteca, pero como norma general no deberías destinar a la compra de la vivienda más de un 35% de tus ingresos netos mensuales, máximo 40% si tienes ahorros y vas holgado en otros gastos. Con esto ya tienes el importe de cuota al que podrás hacer frente cada mes.

Vamos con los ahorros que necesitarás para comprar una vivienda. Debes tener presente que actualmente las entidades financieras suelen financiar hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda (si la vivienda es del mismo banco, en algunos casos puedes encontrar una hipoteca 100% pero ya no abundan como antes). Seguro que habías oído a hablar de hipotecas que daban hasta un 110 o un 120%, olvídate de ellas ya no existen. Considerando el primer caso (hipoteca 80%) necesitarás tener al menos ahorrado el 20% del valor de tasación para pagar la entrada del piso.

Seguimos, porque por desgracia esto no se acaba aquí, nos quedan los gastos e impuestos a pagar por dos conceptos la compra de la vivienda y la constitución de la hipoteca: esto es, el IVA o ITP, el  IAJD, la tasación, la notaría, la gestoría, el registro, los seguros, la comisión de apertura,…

¿Cuánto me va a costar formalizar la hipoteca?

Más info.

¿Derecho a una vivienda digna?

La opinión pública suele argumentar que el derecho a una vivienda digna está recogido en la Constitución, y que el Estado hace dejación de sus funciones al no permitir el acceso masivo de los ciudadanos a un techo en propiedad, en alquiler u otro tipo de uso y disfrute.

Concretamente el artículo 47 reza:

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

Desde luego lo de todos los españoles tienen derecho a una vivienda y lo de impedir la especulación, como que no es un derecho constitucional muy plasmado en la realidad. Antes de continuar tenemos que tener claro que no todos los derechos recogidos en la Carta Magna tienen la misma importancia.

El Capítulo II Derechos y libertades, la Sección I relaciona los derechos fundamentales y las libertades públicas, que tienen la máxima defensa por parte del Estado; entre ellos están el derecho a la vida y a la integridad física o la irretroactividad del derecho punitivo.

En cambio la Sección III incluye una serie de disposiciones agrupadas bajo el título de “Principios rectores de la política social económica” cuya realización efectiva es mucho más difusa. El derecho a una vivienda digna, la protección integral de los hijos, una política orientada al pleno empleo o la protección de la salud figuran entre estos principios rectores. La protección de unos y otros es muy diferente, siendo éstos una orientación más que una obligación concreta. En otro caso, el paro sería inconstitucional.

Recientemente el Tribunal Constitucional ha dictado un Auto en relación al derecho a una vivienda digna y la posible vulneración de este derecho de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en cuanto al procedimiento de ejecución hipotecaria.

Más info.

Zapatero protegerá a los hipotecados con problemas

“El Gobierno es consciente de la coyuntura especialmente difícil a la que se enfrentan las familias que pierden su vivienda y siguen debiendo dinero al banco porque su valor no es suficiente para cubrir lo que resta de hipoteca”. Son palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su intervención inicial durante el Debate sobre el Estado de la Nación. Allí mismo ha anunciado que se aprobarán “nuevas medidas de protección” para los ciudadanos con problemas para hacer frente al pago de sus préstamos firmados para la compra de casa.

“En las próximas semanas, aprobaremos nuevas medidas de protección de las personas sujetas, por imposibilidad de atender a sus compromisos, a procedimientos de ejecución hipotecaria, que serán compatibles con los imperativos de seguridad jurídica y de solvencia de las entidades prestatarias”. No ha concretado nada más sobre estas “nuevas medidas”.

http://www.gorkavillanueva.com/imagenes/zapatero.png

El presidente del Gobierno también ha recordado que “en abril de 2010 se aumentó la cantidad mínima de ingresos de las familias que no puede ser embargada”. Esto es lo que se conoce como sueldo inembargable: cantidad de salario ‘intocable’, que no se puede confiscar a un embargado tras haber perdido la casa aunque siga obligado a rendir cuentas con el banco.

Más info.

La contratación de una hipoteca: ¿Es Internet una fuente fiable de información?

Hace unos años contestar afirmativamente a este pregunta hubiese atraído un alud de criticas sobre el optimista comentario. Hoy creo que responder un “si, pero” es una contestación mesurada y ajustada a la realidad.

hipoteca

Al ser un servidor el responsable de contenidos de Bankimia, un comparador on-line de productos bancarios, se podría pensar que voy a hacer un alegato sobre las bondades de la Red de Redes en la búsqueda de una hipoteca. Espero argumentar el tema lo suficiente para que la idea que cale en la mente de todos sea un “si, pero”.

Internet es una magnífica herramienta para comparar diferentes condiciones de los préstamos hipotecarios en base a la información que las entidades suministran; primer “pero” que vale la pena comentar. Lo que una entidad dice que ofrece a sus clientes en materia hipotecaria no tiene el porqué ajustarse a la realidad de todos los perfiles de clientes. De hecho, muchas veces ofertan la mejor hipoteca que podrían ofrecer al mejor cliente. Después el cliente va una sucursal de esa entidad y empiezan los cambios. Que si su contrato indefinido no tiene suficiente antigüedad, que si para darle estas condiciones debe contratar unos seguros con nombres y coberturas rimbombantes, que si necesita el aval de toda la familia y algún que otro amigo, etc, etc.

Por tanto, la primera limitación que se encuentra un internauta al buscar en la red es que las ofertas que le ofrecen los comparadores on-line y resto de webs especializadas pueden no ser las que el director de sucursal le conceda. Lo mismo puede ocurrir si se trata de tramitar una hipoteca comercializada on-line por un banco y no se cumplen los requisitos de concesión.

Un segundo “pero” se refiere al portal de consulta de información de hipotecas en si mismo. A su independencia, confiabilidad y profesionalidad por una parte y a las herramientas financieras que nos ofrecen por otra. Elegir una buena hipoteca es, para la mayoría de gente, la decisión financiera más importante de toda la vida. Por tanto, debe buscar información en Internet de fuentes conocidas y con reputación. Y con un equipo de profesionales detrás, no lo olvidemos. A mi en particular me gusta conocer el nombre y apellidos de quién escribe en la red. El anonimato no me genera confianza, ni tampoco la vinculación del portal con determinadas entidades financieras.

Más info.
Página 2 de 3123